Agustina Fernández: ensayo "La mecanización toma el mando"

De Casiopea



TítuloEnsayo de la mecanización toma el mando
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavediseño industrial, presentación, 2ºDO
Período2014-
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del Curso2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Agustina Fernandez
ProfesorDaniela Salgado, Juan Carlos Jeldes


“La mecanización toma el mando”

Ensayo del capìtulo:“El confort medieval”

Desde las primeras civilizaciones nos encontramos con el diseño y la búsqueda del confort. El hombre debía ordenar y controlar su entorno íntimo para que este pudiera proporcionarle las mayores comodidades, y esto los movió a crear el mobiliario. “La postura refleja la naturaleza interna de un período”. Como dice esta frase en el libro, cada período tuvo diferentes características en las que se enfocó el diseño de las sillas, tanto en la moda de la época (por ejemplo por los peinados exóticos que se usaban, bajaron el respaldo que era alto), como la prioridad por la ornamentación, por las jerarquías (en la Edad Media una silla formaba parte del culto que se le hacía a los eclesiásticos, a lo divino, con dorados), y también y principalmente por la búsqueda de una postura ideal, dependiendo de lo que se quería lograr en las diferentes situaciones.

El capítulo expone el avance del mobiliario de las diferentes épocas y países, desde los primeros indicios de los egipcios por buscar el confort y la postura correcta del cuerpo humano, hasta el siglo XIX, donde comienza fuertemente la mecanización, y refiriéndose a esto se hace una crítica.

La importancia que se le da a las grandes potencias como Francia e Inglaterra, los avances de la tecnología y los productos en serie que se fabrican, donde se olvidan y desmerecen los otros trabajos hechos a mano de otros países. Muestra cómo un entorno mecanizado afecta al subconsciente, y cómo el hombre se ha convertido en un “sirviente de la máquina”. La mecanización a través del tiempo transformó los objetos de uso cotidiano, y comenzó la producción masiva: ¿Hasta qué punto fueron los íntimos entornos del hombre infiltrados y trasmutados por la mecanización?

Tanto la silla como la mesa tuvieron un desarrollo complejo, cambiante, y su forma y su uso pasó por muchos cambios.

La gente medieval se sentaba de modo improvisado, en el suelo. Comenzó siendo un simple cofre alineado a la pared, y se usaban para guardar cosas. Había una renuncia a la comodidad corporal, la gente se sentaba descuidadamente. El respaldo se ponía en los asiento jerárquicos, es decir, había un orden y una jerarquía social en cuanto a los asientos, estaba relacionado con la altura (por ejemplo en las asambleas, el rey se sentaba en su trono elevado).

La silla al parecer no tenía importancia en esta época, pero sin embargo había una relevancia jerárquica y una diferenciación de esta entre los oficios. Hasta que alrededor de 1490 empieza a ser utilizada en serie. La mesa, se hace un objeto fijo dentro de la habitación.

Dentro de los diferentes estilos artísticos se ha experimentado y evolucionado mucho con el mobiliario, su ornamentación y símbolos relacionados con poder y fama, la moda del cajón en el mobiliario, los muebles con más de una función, la importancia del carpintero, ebanista, etc.

Por la información que se tiene de cómo era el mobiliario, se podría decir que no hubo importancia por el confort. La silla se veía más como un objeto utilizado para funciones concretas como comer o guardar cosas, era algo tosco, no tenía la función de recibir el cuerpo humano para que se sintiera cómodo. Se centraban más en hacer del mobiliario un adorno, darle una importancia más allá del confort y buscar un avance. Buscaron un confort más allá de ergonomía, una comodidad del espacio físico.

Esto después cambia, En el Rococó por ejemplo, se preocupan más por el cuerpo humano, observando precisamente la postura. Las intenciones de las sillas como mantener el cuerpo recto, o en una postura de descanso, etc. Y también se preocupa por la ornamentación. En el siglo XIX, a pesar de ser considerado como que no tuvo identidad propia, el mobiliario pierde relación con el espacio que lo rodea. El horror al vacío deja de existir.

Todo esto hace que nos preguntemos por qué todo este avance quedaría atrás luego de que un gran hecho como la aparición de la mecanización surgiera. Con esto hubo cambios en el diseño del mobiliario, y en la vida del hombre.

La mecanización es la tecnología que se buscaba para consolidar la producción del mobiliario y otras cosas, para así desarrollar la fabricación en serie, por lo que todas las cosas que influyeron en el avance de estos objetos quedaron sin importancia, siendo que sin ese desarrollo quizás nunca se hubiera llegado a una tecnología tan grande.

Dentro de la vida del ser humano la mecanización les afectó, en cosas buenas como malas, pero en sentido de crítica, se pierde la originalidad de los objetos, la mano de obra fue desapareciendo o tomando menos importancia, trabajar con una máquina es casi como seguir órdenes de ella, moldea al hombre y se pierde la creatividad. Limitó el desarrollo de algo que podría haberse seguido produciendo pero de una manera diferente, quizás estaríamos en una sociedad más creativa, evolucionando de una manera diferente, buscando nuevas formas y diseño de mobiliario para mezclar esa belleza ornamental con la comodidad para el cuerpo humano.

Como dijo T.S Eliot: “cuando pensamiento y sentimiento adoptan caminos separados, es destruida “la unidad del alma”.