Agustina Fernández: Escuela de Ulm

De Casiopea



TítuloEscuela de Ulm
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavediseño industrial, presentación, 2ºDO
Período2014-
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del Curso2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Agustina Fernandez
ProfesorDaniela Salgado


Escuela de Ulm

Línea de tiempo

  1. Max Bill: fue un arquitecto, pintor, escultor, diseñador gráfico, tipográfico e industrial, publicista y educador suizo. Estudió en la Kunstgewerbeschule de Zúrich y en el Bauhaus de Dessau. Fue el primer rector de la escuela HfG de Ulm y formó parte del grupo “abstraction-création”.
  2. Universidad radicada en Ulm, Alemania. Se dedicó a la enseñanza, la investigación y el desarrollo en el campo del diseño, siendo considerada en cierto modo, como la heredera de la Bauhaus
  3. Hans Gugelot: fue un reconocido arquitecto y diseñador industrial, se destacó en el diseño de mobiliario y producto para la firma Braun, y en su labor como docente en la escuela de diseño HfG de Ulm.
  4. Ulmer Hocker: corresponde formalmente a las heces de caballete tradi- cional y se mecanizó en la carpintería de la Escuela de Diseño de Ulm.
  5. 1968: dejan de invertir fondos en la institucion, y la escuela cierra.

Investigación

La Hochschule fur Gestaltung fue una escuela universitaria de diseño radicada en Ulm, Alemania, fundada en 1953. Se creó por iniciativa de la “Fundación Hermanos Scholl”, fundación que había sido creada en 1950 por Inge y Grete Scholl en memoria de sus hermanos Hans y Sophie, ejecutados en 1943 por el régimen nazi. La idea de una institución dedicada a vincular la actividad creadora con la vida cotidiana se remontaba a 1946 cuando Inge Scholl, junto al diseñador gráfico Otl Aicher (quien más tarde fue su marido) y un grupo de jóvenes intelectuales alemanes plantearon la posibilidad de fundar un instituto de enseñanza e investigación que tuviera como objetivo colaborar en la reconstrucción cultural de una sociedad moralmente destruida por el nazismo y la guerra.

Con el fin de resucitar la pedagogía social de la Bauhaus, que había cesado prematuramente con la llegada al poder de los nacionalsocialistas en los años treinta. La idea surgió en un encuentro con Max Bill en 1947, quien elaboró los planos para las instalaciones y fue su primer director. Inge Aicher-Scholl y Otl Aicher se casaron en 1952 y al año empezaron los cursos de diseño, que contaron con varios conferenciantes ex miembros de la Bauhaus, como Ludwing Mies van der Rohe, Josef Albers y Johannes Itten. Ellos, junto a Max Bill fueron los fundadores.

En cierto modo considerada como heredera de la Bauhaus, la escuela generó un modelo propio, el modelo Ulm, caracterizado por la integración del proceso de diseño en el proceso de producción, y por la elaboración de una metodología proyectual, es decir, por dotar de carácter metodológico al proceso de creación.

La escuela estaba orientada hacia un marco político-social. Además de la formación se tenía una actitud antifascista con esperanza democrática. El diseño gráfico debía transformarse en comunicación social, y el de productos fomentar la humanización de la vida cotidiana.

La HfG se propuso continuar la labor de la Bauhaus, pero con una diferencia esencial: la Bauhaus consideraba la formación dentro de las artes liberales un requisito para el diseño de una buena forma industrial.

Acabada la segunda guerra mundial, en una Alemania vencida y superviviente de profundas tragedias políticas y sociales, se llevó a cabo un intento de proponer de nuevo a Europa una metodología que se pudiese configurar como modelo casi científico de acercamiento a las cuestiones del diseño.

Durante su funcionamiento fueron investigados y puestos en práctica nuevos enfoques en el diseño, dentro de los departamentos de: Comunicación visual, diseño industrial, construcción, informática, y más tarde en cinematografía.

La HfG propugnaba la acometida directa, práctica, de la tarea propuesta. Por eso no hubo en Ulm ni estudios para pintores o escultores ni talleres de artesanía.

Si bien la escuela trató de humanizar la metodología del diseño con cursos de semiótica, antropología, estudio contextual, teoría de los juegos y psicología, se recuerda por su enfoque funcional y sistemático del proceso de diseño basado en gran parte en la ingeniería.

La estética industrial resultante influyó en el posterior diseño de productos en Alemania.

Mientras algunos miembros de la HfG daban al diseño de productos un enfoque sistemático y científico, otros se habían aventurado a liberar el proceso de diseño del funcionalismo dogmático. Esta contradicción fue lo que frustró el éxito de la Hochschule fur Gestaltung y el de su antecesora espiritual, la Bauhaus.

Desde el comienzo de su funcionamiento se plantearon divergencias en cuanto a la concepción didáctica, divergencias que llevaron a Max Bill a renunciar como rector en 1956 y a abandonar la escuela en 1957 (Tomás Maldonado toma su lugar).

  1. Esquema pegagógico de la Bauhaus/ Esquema pedagógico Ulm

Max Bill planteaba una enseñanza basada en el ejemplo de la Bauhans, en el cual el artista-diseñador (dador de forma) desempeña un papel predominante en el desarrollo del producto; por otro lado estaban los que, sobre todo en los cursos teóricos, buscaban hacer énfasis en la tecnología de los materiales, en la teoría y los métodos de producción, en los estudios relativos al desarrollo de la sociedad industrial, en la teoría y epistemología de la ciencia, en la teoría de la información, en la semiótica, en la cibernética, en la ergonomía, etc.; entre estos últimos se encontraba Tomás Maldonado (7), quién consideraba al diseño como un proceso sistematizable de manera científica y no intuitiva.

El plan de estudios duraba 4 años. El primero de los años estaba dedicado al curso básico que estaba destinado a compensar el déficit de la enseñanza primaria y secundaria en cuanto a las actividades proyectuales y la creatividad.

Los 2 años siguientes se destinaban a la especialización electiva: diseño industrial, industrialización constructiva, comunicación visual e Información, y más tarde se incluye la cinematografía.

El último año estaba destinado a la tesis de grado. El plan estaba sujeto a las investigaciones que se hacían en cuanto a las nuevas aproximaciones al diseño y que luego eran puestas en práctica en cada departamento de las especialidades. El plan contenía materias de carácter científico: Análisis matemático, análisis vectorial, análisis de matrices, programación lineal, topología, cibernética, teoría de los algoritmos, antropología, psicología experimental, etc.

Hasta la fundación de la HfG de Ulm, no había ninguna sistematización del diseño.

La escuela fue pionera en la integración de la ciencia y el diseño, y de una pedagogía del diseño basada en la ciencia: la reflexión sobre los problemas, los métodos de análisis y de síntesis, la elección y fundamentación de alternativas proyectuales, el acento en las disciplinas científicas y técnicas y una estrecha relación con la industria. Muchos de los criterios desarrollados en Ulm son todavía válidos, sobre todo en el área de diseño tecnológico. Otros fueron poco prácticos y fueron superados.

El parlamento de Baden-Wuerttemberg, debatió reiteradamente si la escuela merecía las subvenciones. Los problemas eran cada vez más frecuentes. Luego de la afiliación de la HfG a la escuela de ingeniería, el precursor de la universidad, las subvenciones federales fueron suprimidas y la situación financiera se volvió insostenible.

Al cesar las subvenciones, la fundación Hermanos Scholl comenzó a endeudarse. Algunos profesores fueron despedidos debido a la difícil situación financiera y el número de clases se vio reducido. En noviembre, el parlamento regional votó a favor para retirar toda la financiación, en consecuencia, la escuela fue cerrada.

En 1987, para recuperar la herencia de Ulm se crea el Foro Internacional de Diseño de Ulm y el Archivo de Ulm. El Foro funciona como plataforma para la celebración de conferencias, seminarios, workshops etc, con la finalidad de promover la discusión sobre el tema diseño a nivel interdisciplinar. El archivo ha adoptado una doble función como archivo histórico y como museo, ofreciendo diferentes colecciones de objetos y documentos de la escuela.

  1. Tocadiscos Kompaktgerät SK 4, diseñado por Hans Gugelot y Dieter Rams
  2. Maqueta de Tomás Maldonado
  3. Taza de Hanz Nick Roericht 1959
  4. Edificio de la HFG de Ulm 1955
  5. Taburete Ulmer Hocker de Max Bill 1954
  6. Diseño de carrocería de Michael Conrad y Pio Manzú
  7. Tomás Maldonado es un pintor, diseñador industrial y teórico del diseño argentino. Es conocido por su considerable influencia en el pensamiento y la práctica del diseño en la segunda mitad del siglo XX y es considerado como uno de los principales teóricos del llamado enfoque científico del diseño. Fue miembro fundador del Movimiento de Arte Concreto. Su reputación se estableció durante sus años en la Hochschule für Gestaltung (HfG) en Ulm, Alemania, donde su influencia se sentía cada vez más, tras su nombramiento como director en 1954.
  8. Estructura de la escuela de Ulm

Ulmer Hocker: el taburete de la escuela

  • Nombre de la obra: Ulmer Hocker
  • Autor: Diseñador Max Bill, Hans Gugelot
  • Año de lanzamiento: 1954
  • Dimensión: 450 × 395 × 285 mm
  • Colección Vitra Design Museum.
  • Fabricante: Vitra (1)
  • Materiales: madera de abeto rojo o de haya, sin barnizar Este producto ya no se fabrica.

En colaboración con Hans Gugelot, Max Bill diseñó el taburete Ulmer Hocker como asiento para los estudiantes de la recién fundada Universidad de Artes Aplicadas de Ulm. Ligero y robusto, se puede emplear de muchas formas, como asiento, mesa auxiliar o elemento de estantería, y también como contenedor para transporte, bandeja o centro de mesa.

La Ulmer Hocker es un objeto insignificante. Su geometría sencilla, su construcción inmediata y sus dimensiones concretas la alejan de los experimentos organicistas y la explicitud ergonómica propia de otros diseños contemporáneos. La escuela de Ulm fue fundada con la pretensión de recuperar los principios de la Bauhaus. Construir muebles era, por tanto, una actividad sustancial en su programa de formación.

Max Bill diseñó entonces una silla que estaba formada por tres piezas rectangulares de madera ensamblada que definían una forma prismática. Una barra de sección circular que sostiene la pieza y servía como reposapies, y sus dimensiones: un asiento de 45x28.5 cm y una altura de 39.5 cm, respondían de manera eficaz a su uso primordial: acoger a una persona.

La sencillez era, para Max Bill, mucho más que una reducción a lo estrictamente funcional: “A través de la simplificación no solamente se excluye aquello que no es necesario, se busca al mismo tiempo todo aquello que es voluntariamente omnivalente y abierto”

Esta silla es un manifiesto, ya que a partir del dadaísmo y el cubismo que existía en ese momento, Max Bill recibió las influencias de artistas fundamentales como Vassili Kandinsky, Paul Klee. El enfoque que le dio a todas sus disciplinas responde al movimiento denominado “Arte Concreto”. (2)

Todas estas ideas convergen en un pequeño taburete. Desde el 2011, la silla se produce en la forma de una re-edición con licencia de la empresa Zurich WB, madera de abetos y de hayas proviene de Suiza. La compañía Nova Milanese Zanotta produjo el Modelo 650 Sgabillo con diferencias con el original, en el tamaño, diseño, material, textura de la superficie y el color (anchura 400 mm, altura 450 mm, profundidad 275 mm, cuerpo de madera contrachapada de abedul, color madera natural, superficie tratada u opcional tablero del MDF, final realzado con pintura resistente al rayado, negro). Además, un modelo en miniatura en escala 1:6, que corresponde en el diseño, material, textura de la superficie y el color con el original, del Birsfelder Vitra (ancho 65 mm, altura 73 mm, profundidad 49 mm).

  1. Vitra es un fabricante de muebles dedicado al desarrollo de soluciones ergonómicas
  2. El manifiesto del Arte Concreto lo firmó Theo van Doesburg y en él se recogían las ideas determinantes de la práctica de Bill. Defendía que el camino lógico del arte debía ser el opuesto al seguido por el cubismo e incluso por Mondrian: en lugar de partir de la representación de un mundo objetivo para alcanzar gradualmente configuraciones abstractas, debe partir de estas abstracciones. Bill añadió a los postulados de van Doesburg una preocupación por el uso, y un reconocimiento del objeto industrial como creación a la altura de una obra de arte. Max Bill enfatizó este interés al definir las obras de Arte Concreto como ‘trabajos de laboratorio destinados a la satisfacción de la pura funcionalidad’.
  3. El taburete de diferentes posiciones
  4. Despiece y proceso de armado de la silla

Exposición de obra

Con una nueva dirección académica influida por los postulados de Tomás Maldonado se logró racionalizar el proceso proyectual y desprender el diseño del terreno del arte dentro de la escuela de Ulm. Esto se logró sistematizando el diseño de manera metodológica y estructurada, con materias científicas que procuraban reflexionar sobre el planteamiento de los problemas, analizarlos, sintetizarlos y fundamentar los proyectos. A partir de esta nueva etapa de la Escuela de Ulm se crean “grupos de desarrollo” para vincularse con la industria, siendo uno de los principales logros la consolidación del estilo Braun.

En 1954 la Braun encuentra la necesidad de sobresalir dentro de la competencia y contacta a Hans Gugelot, Otl Aicher y Dieter Rams (quien fue muchos años jefe de diseño de Braun), quienes desarrollan su imagen y logotipo basado en el diseño de sus productos los cuales se pusieron en práctica los objetivos racionalistas de la HfG con diseños para Braun en dónde la función principal del producto era puntualizada por su estética, por ejemplo los colores se mantenían neutros y simples dando posiblemente con un efecto de color para acentuar la función principal del objeto.

El “Buen Diseño” surgió de la unión del modelo de Ulm y la industria, desarrollándose a su vez el valor simbólico de los productos.

En relación con la escuela de Ulm, Braun fue una de las marcas pioneras en plantearse un proyecto de imagen tal como se plantea en la actualidad. Ha sabido adaptar los valores de humanidad y honestidad creando productos simples en sus formas, ergonómicos y funcionales. «La marca apenas ha sufrido cambios desde que en los años 50 fuera ajustada por Schmittel, y durante mucho tiempo ha sabido mantener rigurosamente su filosofía, al igual que todo el diseño que se desarrolló en la empresa, transmitiendo los valores principales de la compañía» (1)

El concepto corporativo sobre el que se asentó la imagen de Braun fue indisociable de su comunicación. Su identidad, fue transmitida de una forma muy acertada y unívoca tanto a través del diseño gráfico como del industrial. Para la empresa, el diseño no es una máscara del producto sino una contribución a su uso.

  1. Joseph Gil, 1960
  2. Maquinilla de afeitar eléctrica Sixtant Sm 31, de Braun. Diseño de Hans Gugelot y Gerd Alfred Muller, con su simbólico logotipo
  3. Radio y fonógrafo portátil de Braun, Dieter Rams. Otro ejemplo del logotipo creado por importantes exponentes de la escuela de Ulm.

Bibliografía