Abstracción en Contraste

De Casiopea



TítuloAbstracción en Contraste
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveencargo 2
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Hacer Visible
Del CursoTaller del Hacer Visible 2016
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico
Alumno(s)Catalina Cea
ProfesorKatherine Exss, Francisca Vidal

Dualidad Reiterada que Determina un Espacio

Personajes de Ciudad

Al observar los distintos personajes de la ciudad, y después, los oficios de ellos, se pueden establecer parámetros que determinan la diferencia entre el estar en actividad frente al reposo, y más específicamente, el estar en actividad para un otro, lo que implica tener incorporada en su actitud cierta “viveza” ante el otro.

Archivo:NuevoDocumento 3 5.jpg
La dualidad en una misma posición se refleja también en la textura de la ropa, por un lado ejerciendo fuerza, y por el otro colgando.

Primero, el estar en actividad significa en la mayoría de los oficios, el estar de pie, incluso cuando el trabajo podría perfectamente realizarse sentado (refiriéndome al momento de máxima expresión). Y segundo, El oficio implica a las manos como principal elemento para realizar dicho oficio.

Archivo:NuevoDocumento 3 10.jpg
El movimiento del antebrazo es hacia atrás y hacia delante, con fuerza y a su vez delicadeza e inequivocación.

El Oficio del Mar, un Oficio de las Manos

Propongo a partir de la observación, que los diversos oficios que se realizan en torno al mar se realizan a partir de las manos. Esto quiere decir, que partir de ellas, de sus brazos, y de sus distintos niveles de fuerza (fuerza bruta - delicadeza) obtienen los resultados requeridos de su trabajo. Pareciera a simple vista que los trabajos del mar son simplemente de fuerza bruta, pero al ahondar con detención las distintas actividades se da cuenta de que hay mucha delicadeza, cuidado y práctica detrás de ellos.

Archivo:NuevoDocumento 3 9.jpg
El movimiento de los brazos es casi de una media luna que se repite a cada momento.
Archivo:NuevoDocumento 3 17.jpg
La delicadeza de la mano indica el dominio del oficio.

Observación propia del Gesto

En el accionar de un movimiento corporal, la dualidad de elementos es imprescindible para lograr tal acción que está realizándose. Esta dualidad se rescata mediante la reiteración del movimiento (en conjunto, y mas hondamente de forma individual), lo que generará un ritmo en aquel movimiento.

Archivo:NuevoDocumento 3 11.jpg
La Coordinación de las manos resulta cuando al estar separadas, la de atrás sostiene la red mientras que la de adelante se abre para alcanzar más. En cambio al estar lo más juntas posible ambas están empuñadas sosteniendo la red.
Archivo:NuevoDocumento 3 7.jpg
En el balancearse del cuerpo hacia delante y hacia atrás implica el movimiento contrario de las piernas en controversia con la fuerza de los brazos para equilibrar el cuerpo respecto al movimiento.

Equilibrio de las Partes

Respecto a mi observación, las personas, al ejercer un movimiento reiterado, necesariamente va a necesitar de otro ‘elemento’ (parte, extremidad, objeto,…) y que ambos, como conjunto, cumplen una función, una acción, y que cada ‘parte’ contribuye a su realización. Por ejemplo, un niño subiendo una escalera: Primero, se toma de la baranda, luego sube un pie, después el otro, y apoyándose en el primero para seguir avanzando, hace fuerza con los brazos para impulsarse, lo que sería (1) cada pierna una parte, y que en su conjunto, son ambas, y (2) las piernas, una parte, y los brazos, la otra, y en su conjunto, forma una dualidad/totalidad (que sería el cuerpo) para concretar la acción (subir la escalera).

Reiteración del Movimiento de Elementos: El Ritmo

En la diversidad de movimientos observados, todos, al implicar la dualidad, conllevan un movimiento reiterativo, lo que generaba ciertos patrones, una continuidad, un ritmo.

El ritmo, significa entonces la reiteración de un movimiento realizado siempre por los mismos elementos. Esta reiteración o ritmo, siempre se produce en un espacio determinado, y sigue entonces una especie de ruta en este espacio. Extraña vez los elementos se salen de ese espacio. Lo recién dicho no se refiere al espacio “obvio” que ocupan esos elementos, sino que la misma ruta que realizan es la que determina dicho espacio en el que se mueven.

Entonces, a partir de lo anterior, si es que es posible determinar un espacio en el que se mueven los elementos, también, por ende, se puede establecer un espacio interior, el que queda entre ellos a partir de su movimiento.

Espacio Determinado por el Ritmo

Retomando lo anteriormente presentado y explicado, la dualidad y unificación de los elementos para el equilibrio del cuerpo en sus movimientos/acciones, y el ritmo generado entre ellos, es que se hablará del espacio interior que se genera a partir de lo anterior entre los elementos.

A partir del ritmo, los elementos al reiterar sus movimientos, se infiere que seguirán ‘reiteradamente’ una misma ‘ruta’ por el espacio en el que se encuentra, y en el que se está moviendo. Es decir, un brazo (por ejemplo) que se está moviendo hacia delante y hacia atrás, ocupará en total la parte lateral, delantera y trasera del torso, casi como un radio al rededor de la zona superior del cuerpo. Y a partir de esto, se puede incluso a llegar a dibujar de forma imaginarias recorrido que realiza en torno al cuerpo. Y como se está hablando de dualidad, al hacer la misma observación y ejercicio con el segundo elemento, ambos generarán este espacio interior-exterior.

El Espacio como Protagonista

A modo de abstracción, tanto en las presentaciones en dos dimensiones (láminas) como en las de tres dimensiones (láminas volumétricas o cubos), el espacio formado por los elementos, al ser lo fundamental del gesto, es lo que se presenta y destaca por sobre todo lo presentado en cada encargo. Es decir, si de forma obvia un espacio se entiende como vacío (y sobre todo en los casos observados, ya que al ejercer movimiento uno tendería a centrarse en los movimientos en sí mismos y/o en qué los produce), en este caso es el espacio el que se presenta como forma volumétrica ‘tangible’, siendo el ‘vacío’ el que presenta a los elementos, generando fuertes contrastes de caras y los ángulos complejos que se producen con ellas.

Abstracción en Luces y Sombras

desde el primer acercamiento al signo hecho con papel volantín, en el cual se rescataron siete momentos/gestos de cada personaje, se pasó a la abstracción del signo mediante los contrastes, es decir, los signos se trabajaron en blancos, grises y negros.

Lámina de Abstracción de Gestos, Bidimensional y Tridimensional

  • Primer acercamiento a la composición en contrastes.
  • Primer acercamiento a la tridimensionalidad a través de planos predispuestos en el espacio.
  • Construcción del gris con tipografía.

Abstracción Bidimensional

Abstracción Tridimensional

Composición de la Totalidad

  • Se piensa en la composición total de la lámina: Bidimensional, Tridimensional y total, a modo de ser expuesta en la sala.
  • Lámina tridimensional pasa a volúmenes en ese espacio, además de no ser una copia literal.

Abstracción Bidimensional

Abstracción Tridimensional

cubo experimental y acercamiento a la fotografía

En el primer cubo se intenta acercar la observación específicamente a la luz a través de la fotografía en blanco y negro y de cuatro técnicas diferentes de dibujo en la observación del cubo, más una cara experimental.

Construcción de la Luminosidad del Cubo en base al Fundamento

La idea de este nuevo cubo es componer sus caras y la experimental en base a las observaciones previas más la nueva salida a la ciudad de observación, en lo cual, ésta se centró (más que en la observación de las manos) en el movimiento corporal reiterativo, y su constante equilibrio.

Construcción del Cubo con Volumen Interior

Respecto al Cubo anterior, se piensa la construcción de éste a partir de volúmenes y de una composición de todas las caras, y no sólo de una. La composición total es importante.

Cubo Finalizado

Finalmente, se diseña el cubo a partir de una compleja formación de un ángulo entre dos piezas del cubo anterior, y se usa como base para la totalidad. Además, las partes se unifican y ya no están cosificadas.