Abstracción de dualidad de la costa de la Ciudad Abierta

De Casiopea





TítuloDensidad v/s vastedad
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveagua salada, costa, ciudad abierta, densidad, vastedad
CarrerasDiseño Industrial


El AGUA SALADA de la Ciudad Abierta: la vastedad de su costa versus la densidad de su dimensión terrestre.

Una señal de aproximación al lugar, es el incremento de “ruido blanco” natural: el sonido constante del mar. Una vez ahí, en contacto con otra zona geográfica de estudio (lago), se define un punto fijo para iniciar la observación periférica, que es a su vez la línea visible y concreta que marca el paso a la costa misma: las vías del tren. Desde aquí, se alcanza a visualizar hacia el interior, encontrándose primero con el lago (colindante), las nebkas, bosques, vegas, dunas, e incluso, la parte superior de la Ciudad Abierta, al otro lado de la carretera, también visible. 1. De la observación general: [DENSIDAD] Así, se observan los horizontes y sus volúmenes hacia los cuatro puntos cardinales, de los cuales dos conciernen al este tema de estudio : 1. a. El ojo Diurno En dirección Sur, las costas y construcciones de Concón y Reñaca presentan marcados horizontes, realzados producto de la neblina. En relación a la Ciudad Abierta, sólo se hacen presentes las nebkas. 3. El contraste que se aprecia al observar hacia el Este -el interior de la Ciudad Abierta-, es inmediato. Partiendo por la evidente cercanía de los elementos que la componen, se aprecia cada sección de toda la ciudad con su propio límite, seccionando el horizonte visual con claridad. 1. b. El ojo Nocturno Un segundo encuentro con la costa de la Ciudad Abierta, se lleva a cabo en la jornada opuesta: el lugar de estudio en la oscuridad. Esta nueva ocasión para la observación, permite re-definir la forma hasta el momento alcanzada, incorporando nuevas dimensiones. Al observar hacia el interior, se aprecia que el paso gradual de la luz a la oscuridad crea a su paso una “visión esquemática” del paisaje: lo que en un principio se identifica como diferentes grupos naturales (bosques, dunas, etc.), con la disminución de la luz comienzan a perder la “identidad” y a convertirse en bloques de diferentes alturas y siluetas. Por otro lado, al ampliar la mirada, a todo alrededor se comienzan a formar progresivamente n u e v o s h o r i z o n t e s , pues al pasar las horas los elementos medianamente cercanos van perdiendo detalles y los sectores habitados a lo lejos empiezan a tomar un peso luminoso en la creciente oscuridad. Ya entrada la noche, se puede observar que hacia el interior de la ciudad pasa lo mismo, iniciándose un ESPLENDOR de su arquitectura, al destacar su habitabilidad por sobre todo aspecto geográfico. L a s h o s p e d e r í a s c o m o e j e d e L a C i u d a d A b i e r t a . 2. De la observación particular La observación periférica total de la Ciudad Abierta desde su propia costa, con todo lo que ésta abarca, revela un importante contraste en cuanto a sus elevaciones. Al orientar la vista hacia el Este, y observar los terrenos del interior de la ciudad, se pueden identificar los distintos grupos naturales formados en ellos, al agruparlos en volúmenes de acuerdo a su origen. Es decir, es posible reconocer a distancia los perfiles de cada conjunto de elementos naturales, siguiendo los bordes de éstos como grupo: las explanadas de la vega, los bosques de eucaliptus que colindan con ella, las dunas que lo hacen desde el otro lado, la carretera a mayor altura, y la parte superior de la Ciudad Abierta, al otro lado de ella. Unificando todos estos elementos, se forman bloques de diversas alturas y largos, todos a distinta distancia entre ellos. La relativamente poca diferencia en la elevación de cada uno de los elementos, y la visualización de prácticamente sólo los márgenes superiores de cada uno, provoca una “acumulación de horizontes”, una abundancia de límites y una superposición de planos, una gran densidad en el panorama. 3. De la forma En este lado de la exposición, el volumen del trabajo es una abstracción de dicha aglomeración. Se representa calada en el centro la línea divisoria formada por las vías ferroviarias; éstas son el eje geográfico real que determina el inicio de la zona de estudio. 3. a. Inicialmente, este aglomerado escenario se realiza representando estos grupos naturales en dos figuras geométricas: triángulos y rectángulos. Los primeros, asimilando la forma estereotipada de una duna tipo; rectángulos para el bloque de árboles alineados y de similar altura, también para las vegas junto a ellos y para la sección carretera – Ciudad Abierta alta. Con estos elementos traslúcidos (materialidad 1: mica transparente) geométricos, proporcionales al volumen que representa cada uno, se crea una especie de maqueta del lugar, al ubicarse en la posición y orden correspondientes al terreno real. De esta manera, se trasponen las figuras paralelamente a la base, a partir de una línea coincidente con el inicio del calado, acentuándose el sentido de geografía. 3. b. En una segunda oportunidad, habiéndose cambiado la orientación del plano base (bastidor) a horizontal, las figuras –aún traslúcidas (materialidad 2: mica opaca), pero ahora de mayor dimensión para una mejor utilización del espacio- se encuentran perpendicularmente repartidas de forma independiente sobre la superficie, generando una especie de mapa de ubicación todavía más pronunciado, y limitando el entendimiento del trabajo a una sola posición (observación de perfil del bastidor). 3. c. Con esas dos experiencias previas, se logra llegar a la forma de- finitiva: el cómo alejarse de una representación del lugar mismo y aproximarse más a una lectura del concepto a expresar, se soluciona al tratar sólo con un tipo de figura (rectangular), y no una distinta para cada volumen. Manteniendo la materialidad semi transparente (materialidad 3: mica café opaca/brillante) y el número de elementos a representarse, cada grupo de rectángulos -niveles naturales- se rige por un ancho específico y un largo igualitario, para una misma ley pero al mismo tiempo una diferenciación particular. Finalmente, se llega al acuerdo de limitar el material de trabajo al mismo usado como base, por lo que se superponen sobre ella los distintos planos semi traslúcidos de distintas medidas, esta vez recreando esta cualidad a través de la cobertura interrumpida de sus superficies (materialidad 4: tnt): en orden de distancia desde la línea del tren, se ubican el bosque, las vegas, las dunas y la carretera con la Ciudad Abierta ubicada en el sector Este. Esta transposición de planos (y ya no el estricto orden geográfico de ellos) aumenta el sentido de espesor buscado, siendo esto lo visible desde el lado opuesto de esta lámina.