Aberturas luminosas que agrisan o brillan el espacio

De Casiopea

Introducción: “El viaje”

La concepción mundana de la palabra “viaje” se constituye haciendo referencia a “un recorrido que se realiza para ir de un lugar a otro”. El viajar, por tanto, es una realización. Y encontraremos como estructura una serie de momentos que lo conforman a favor de su avance. Pues existe un “partir”, un “estar”, un “volver” y un “llegar”. Y en base a estos momentos el recorrido que surge de manera espontánea es una gran pregunta, una interrogación latente para quien se aventura. Ahora, ciertamente el mundo se presenta de manera distinta para el que se desplaza. Y es precisamente por esta situación que es registrado el encuentro con los fenómenos que allí acontecen. La mirada se vuelve “medible y racionable” para su observación de “contrastes” desmantelados bajo la extensión del recorrido. Sin ir más lejos, se vive una experiencia puntual y concreta. Un marco sellado por el manto de la memoria que nos permite recobrar cada vez. “Al igual que el genio embotellado de los cuentos persas que la recitación conveniente a deliberar otra vez en cualquier otro lugar”. Así es como escribe Amereida con la palabra poética que nos abre.

Y para limpiar de ciertas confusiones, Alberto Cruz afirma lo siguiente: “Lo será entendido como experiencia, y no como vivencia. La experiencia no es todo, la experiencia es esa, es única y recordable, es con lugar y momento, es al encuentro de quien podría volverla a recitar.” Así, el viaje toma una determinada forma, una cierta densidad para el encuentro de la, o las personas que le cobran presencia en determinado momento.

Trazo ondulante micro.png Trazo ondulante cortinas.png

Experiencia: “Visión de Contraste y ritmo”

Trazo de contraste.png

La experiencia forma parte de un proceso en el que se sale a la ciudad en busca de “cosas” que al ojo sensible revelan parte de un secreto. En un primer encuentro dentro de la micro para llegar a las playas de la costa, sucede un fenómeno entre los horizontes que forman la serie de ventanas al lado de los asientos ubicados a la derecha del vehículo. Donde la luz del sol durante el atardecer se introduce incandescente y dibuja el contra luz de los bordes en la ventana. Este dibujo es el de un trazo gris que ondula atrás de las cortinas que se transparentan sobre la ventana, y luego de manera contrastada se torna recto y horizontal.

Cortinas opacas.png

Aquí hay dos visiones distinguidas de lo que entendemos por contraste. Primero la tonalidad más oscura de este trazo que se transparenta a través de las cortinas iluminadas. Y luego la diferencia radical en la particularidad de un trazo que ondula a otro que se fija horizontal.

Costa San martin.png

Una situación similar ocurre en el horizonte marino, donde la vista panorámica da cuenta de los cerros de Valparaíso que forman un nivel dibujado con esta línea ondulada, la cual recae finalmente sobre la horizontal que delimita el mar con el cielo.

Panorama micro.png

Postal1 plaza vergara.jpg

A un segundo encuentro, ya en la playa, cerca de Av. San Martín, el mar es el objeto de analogía para con la extensión del viaje. Esto se explica con dos realidades que se contrastan y a la vez se complementan como fenómenos semejantes. Lo primero es entendido como una situación contrastada a nivel auditivo entre la Av. España y la playa de Av. San Martín. Es de gran distingo la concurrencia de automóviles y el estridente ruido que producen con su ir y venir, a diferencia de lo pausado que transmite el sonar de las olas acumulándose lentamente para luego reventar deslizando sus aguas sobre la arena.

400px


Sin embargo, la semejanza que hermana estas dos realidades en contraste, es el ritmo que reproducen.

El ritmo, como un amplio concepto donde entra una inmensidad de aclaraciones, definiciones y demás, es entendido en esta situación como un orden que secuencialmente se repite entre sonidos. Primero se escuchan los de la micro, donde el motor de esta reproduce un ruido que aumenta exponencialmente para llegar a una cúspide y luego cortadamente

Costa4.png

emitir un silencio, y así comenzar otra vez. El fenómeno lo entendemos lógicamente como el conductor que acelera y pasa los cambios de manera constante. Pero trasladándolo a lo real en el mar, el ritmo de esos aumentos repetidos en secuencia, intercalados por un silencio, los vislumbramos en el ruido que emite la formación de las olas, en aumento, para finalmente reventar en la cúspide y dejar un silencio a medias antes de comenzar a formarse nuevamente.

Costa3.png

Así, la experiencia nos abre a entendimientos que necesitamos nombrar para atraparlos y registrar su condición. Y los encuentros con el fenómeno de “contraste” y el “ritmo” son primordiales para comenzar a profundizar en una observación más amplia.

Postal plaza.jpg

Observación: ”La luz como elemento condicionado"

La luz es un carácter gráfico que nos acomete. Y esta se comporta de diferentes maneras a diferentes horas del día. Pues dependiendo del clima o la traslación del sol, influye en diferente grado, y por consiguiente, resguarda más de una medida.

Cambio luces.png Cambio2 luces.png Neutro edificio.png Luces manchas.png


420px

Observación: “Bruma que agrisa lo distante”

Caminando en una tarde de día nublado por sectores aledaños a la plaza Sotomayor en Valparaíso, el panorama observable es inmenso. Las edificaciones, los desniveles, las calles concurridas de gente, autos y locales comerciales. Son algunas de las características del lugar. Pero al seguimiento de la luz, nada es muy evidente o llamativo. El espacio se muestra neutro. Y se decide asomar la mirada sobre el Puerto, a entre ver si los barcos o el cielo reflejan algo de luz. Pero lo cierto es que ocurre un fenómeno de carácter contrario. La neblina costera que abunda la boca formada desde Concón hasta Valparaíso, agrisa el tono de los cerros y su complejidad a la distancia. Todo el panorama, exceptuando los barcos más próximos al puerto, se agrisa bajo el manto de esta bruma, que vendría a bajar la saturación de los objetos donde recae. Esto es un hallazgo que tiene que ver con la luz y más que eso con la saturación y el color de lo observado en el lugar. Situación similar es la que se presenta en la plaza Vergara de Viña del mar. Durante la mañana, si es recorrido con la mirada el panorama del fondo. Atrás de las verticalidades y complejos agrupados en la circunscripción de la plaza, está como escondiendo la ciudad, el mismo manto de neblina o bruma que recae sobre el horizonte marino en el Puerto. Esta bruma, si es encontrada a su mayor densidad en el aire, llega al punto de borrar la horizontal del mar, produciendo así, un solo gris que abarca el cielo y el mar. Union mar cielo.png Cerros.png

Observación: “Pulso de lo observado en el espacio. Distanciamiento y proximidad”

Puerto valpo.png Union2 cielo mar.png

Podría decirse que el fenómeno de la bruma ocurre en un momento especial, condicionado por una hora del día, bajo un clima determinado. Este “momento” también hace referencia a la distancia.

Valpo gris.png

Es lo distante de lo observado con la bruma sobre los cerros que se dibujan sobre el mar y la ciudad. Hay allí más específicamente una fracción de momento en el lugar.

Puerto Valpo bruma.png

Este pulso es primordial para dar cuenta de los cambios y el movimiento que acontece a un lugar. En la Av. Brasil por ejemplo, el suelo está atestado de palomas distribuidas en la extensión del bandejón central. Si son observadas en conjunto a la distancia, se rescata su condición de manchas oscuras, a modo de perfiles negros que recortan el cielo, o el suelo, según el espacio que habiten.

Postal rayo luz.jpg

Sin embargo, si nos encontramos con ellas a proximidad, vislumbraremos colores verdes y tornasoles que brillan en sus cuellos, además de un gris azuloso en el plumaje dibujado con relieves de diferentes valores. Grises más oscuros entre las alas y vetas que se van expandiendo desde el cuello hasta la cola.

Palomas tierra.jpg 300pc

También ocurre parecido con las palmas plantadas a lo largo de Av, Brasil, justo arriba de las palomas que buscan comida en el suelo, se encuentran estas verticales. Que se dibujan como una secuencia de trazos negros que se van afinando a medida que se alejan. Y sin embargo, de cerca, podemos encontrar una inmensidad de relieves muy parecidos a los de las palomas, a modo de vetas, y gran cantidad de caracteres luminosos que construyen el tronco de la palma. Bajo esta comparación de un contraste bastante mayor a otros observados, entendemos el pulso que habita entre las palomas y las palmas en el bandejón central de Av. Brasil.

VETAS.png OJO.png Vetas2.png PATAS.png

Observación: “Aberturas luminosas”

Para continuar con el seguimiento de la luz, se observará el contraste de esta en la ciudad. Por ejemplo, dentro de la Plaza Vergara, las sombras proyectadas en conjunto por los arbustos bajos del jardín, crean aberturas de luz en el suelo. También un fenómeno que trae al color a su lado, ocurre entre el follaje oscuro del cúmulo de árboles que se agrupan en la parte alta de la plaza.

Palmeras.png Palma cerca.png Palomas distancia.png Palomas 2.png Palomas desgloce.png

Donde de pronto aparece una mancha de hojas amarillentas que alumbra toda la masa del follaje, a modo de abertura. Se ha hablado del pulso que acontece en un lugar, y se ha mencionado el resguardo de una medida en cuanto a la luz condicionada por el clima y la hora del día. Esto está ejemplificado con la bruma que cubre el horizonte marino y urbano, y la bruma mañanera que se posa detrás del panorama que dibujan los árboles y el follaje en la plaza. La abertura luminosa del atardecer brilla con su trazo amarillento, contrariamente a la bruma mañanera que agrisa con su manto a la distancia. Este es el pulso de la Plaza Vergara. Es la complementariedad y el contraste que se genera lo que hace estar vivo un lugar y hacerlo atrayente.

Postal brumafondo.jpg

Bruma color.png Gris de fondo.png Luz de follaje.png

Argumento: “Propuesta de imagen y composición geométrica”

La propuesta de imagen tiene un grado de ubicar lo observado en un plan que dé cuenta del contexto de la Plaza Vergara a sus diferentes horas del día. San Ignacio en el texto de Ítalo Calvino explica el método de esta propuesta: “En la contemplación o meditación visible, la composición será ver con la vista de la imaginación el lugar corpóreo donde se halla la cosa que quiero contemplar.” La forma rescatada para construir la propuesta de imagen, se basa en gran parte de la serie sobre rectángulos que logren dar cuenta de la panorámica observada. Donde tanto las proyecciones, los fondos grises y los rayos luminosos tengan cabida para presentar las aberturas de la observación. También se quiere contrastar esta forma horizontal con la verticalidad que muestran las imágenes.

Postal plaza vergara.png

Invención: “Técnica de raspado con cuchillos”

La grafía está compuesta para la construcción de una imagen como propuesta gráfica. Este trabajo rescata la técnica de raspado con diferentes cuchillos para la creación de tramas y diferencia de grises. La manera de construcción requiere de una mano enfocada en reproducir trazados tanto curvos como lineales, de mayor espesor y con diferentes intensidades. La limpieza del espacio que requiere mayores blancos, es lograda con papeles y Huaipe. Deslizando estos en las áreas de mayor luminosidad. La escala de grises también puede expandirse con el uso de Huaipe humedecido con la tinta ya utilizada anteriormente. Esto deja rastros de varios grises que se diferencian dependiendo de la cantidad de veces que se repita el trabajo.

Borde brillo.png Manchas de luz.png Trazo luminoso.png Abertura luz.jpg

Postales del metro

Postal penumbra.jpg Postal inversa2.png Postal movida.png Postal inversa.png Postal ventana.png