Abanico Luminoso el Trascender de sus Luces

De Casiopea



TítuloAbanico Luminoso el Trascender de sus Luces
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras ClaveAbanico luminoso
Período2015-2015
Del Curso1º Diseño 2015
CarrerasDiseño Gráfico, Diseño Industrial
Alumno(s)Katherine Tapia

Expansión del Abanico Luminoso

La luz se puede ver con distintas características, pero una de las que llama más la atención es cómo se va degradando a medida que pasa por el espacio o la habitación, y esta a su vez se va mezclando con otras sombras y luces, generando sombras distintas o choques con otras en un mismo lugar. También vemos que la luz pasa desde un punto y se extiende de manera uniforme como un abanico luminoso, el cual tiene esa característica de ir creciendo y formando algunas luces que se encuentran dentro de esa luz uniforme. Estas van cambiando de manera gradual y se va generando un transcurso a lo largo del espacio. La primera de ellas es la luz cálida, la cual es bastante brillante y genera sombras más fuertes, perfiles más obscuros y contrasta más con los objetos. Y la segunda es la luz fría, la cual tiene un brillo mucho más leve y tenue, tiene sombras sutiles o simplemente se matifica con ellas. Ambas se pueden ver en un mismo espacio o alguna puede predominar sobre la otra. También pueden ser cambiantes dependiendo de las interferencias que existan en el entorno. Finalmente, este abanico puede ser visto tanto en luz natural como artificial, pero el cambio de lo frío a lo cálido es más evidente en la primera.

Luz Formándose como Abanico Luminoso

Tras observar muchos de nuestros croquis, podemos darnos cuenta de ciertos aspectos de la forma en que se va relacionando la luz con el espacio tanto abierto como cerrado. En algunas situaciones identificamos distintas características que van agregando una imagen de lo que seria la luz como abanico luminoso. Esta forma se ha podido ver en distintos ejemplos como lo es el de una ventana, la cual deja entrar la luz y ésta se va expandiendo y degradando a medida que avanza por la habitación, siendo obstruida por los objetos y a la vez, mostrándonos distintas intensidades de sombras que nos dan a entender los matices de luces. Ahora el abanico luminoso es porque aunque viene de un punto, esta no cae de forma directa e ilumina una parte de la habitación, sino que toda esta se ve afectada, solo que se va descomponiendo en el interior gracias a las sombras de los objetos que se van degradando con la luminosidad. A pesar de que sea suave y difusa, tiene un brillo y color uniforme, ya que si es separada por un objeto el cual desprende un sombra, este en sus bordes se atenuara, pero al darle espacio dará a cuenta que la luz es igual en ambas partes.

Luces del Abanico Luminoso

Dentro de lo que llamamos abanico luminoso existe una variación de luces que tienen distintas características y que se pueden apreciar a través de los ejemplos descritos en el párrafo anterior. Estas luces aparecen en escenas naturales como artificiales y van en transición o una de ellas predomina más que otra. Es mejor observada la transición en un estado natural, ya que aquella luz va embarcando más gamas y tonos de sombra y se expande de mejor manera, porque es suave y busca convivir con el entorno, no como la artificial que solo busca iluminar fuertemente.

  1. Luz fría: Es una luz mucho más suave y homogénea, no es demasiado brillante y a veces se puede encontrar con ciertos tonos grisáceos-azulados, pero se identifica mejor por sus sombras y su forma de expandirse. Las sombras que forma son muy tenues o simplemente no se hayan sombras visibles y tiende a expandirse tan suavemente que es consumida por la sombra de la habitación.
  2. Luz cálida: Es una luz más firme, fuerte y brillante. De vez en cuando la podemos identificar con tonos anaranjados o dorados, pero esta mejor presente por su forma de mostrar las sombras, las cuales son bastante más fuertes y su tamaño es mayor en comparación a las sombras de la luz fría y crea unos perfiles mucho más obscuros. Además, su expansión es mayor que la fría, pero se puede apreciar un mayor cambio del degradado.

Acto

El Encontrar de ese Abanico Lumínico y su Trascender

En un primer momento, existe un estado en donde la luz no se encuentra presente, pero de a poco esta luz va apareciendo en la lejanía y va haciendo aparecer distintos momentos del trascender de la luz fría a la luz cálida. Tenemos una luz tenue y distante que va encontrando una forma de expandirse, pero que es consumida por la oscuridad de su alrededor. A medida que esta luz va avanzando se llega a ver como va afectando más en su alrededor y dejando mostrar sombras (matices de ellas) y perfiles, hasta que llega a ser una luz cálida que muestra unos perfiles y sombras marcadas. En el aparecer de esta luz también se muestra la expansión de esta luz que va contemplando gran parte de la superficie y se va degradando en las esquinas de ésta.