¿Cómo se puede diseñar con personas con discapacidad intelectual?

De Casiopea



Título¿Cómo se puede diseñar con personas con discapacidad intelectual?
Tipo de ProyectoProyecto de Titulación
Palabras Clavediseño, diseño inclusivo, accesibilidad cognitiva, codiseño
Período2019-2019
Del CursoTaller de Titulación de Accesibilidad Cognitiva 2019
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Interacción y Servicios
Alumno(s)Felipe Arancibia
ProfesorKatherine Exss, Herbert Spencer

¿Cómo se puede diseñar con personas con discapacidad intelectual?

Introducción

El Diseño en sus orígenes

El propósito de un producto de diseño ha estado fuertemente vinculado con las necesidades del mercado. Fue a principios del siglo XX que la industrialización del Diseño ya sea en moviliario o producción gráfica propiamente tal, cobró una fuerza enorme. En esta etapa, el las soluciones de diseño vienen a suplir necesidades de mercado, un diseño centrado más en el cliente, o en las empresas. Pero no fue hasta los años 80's cuando Donald norman (** citar **) introduce conceptos como la usabilidad, que el usuario aparece finalmente en el mapa como un factor importante en el proceso de diseño, diseñar tomando en cuenta las necesidades del usuario, es hacer que un servicio sea más accesible para todas las personas, lo cual al final del día representa una ventaja competitiva. Sin embargo llega un punto en que el asunto a discutir no es si diseñar un servicio accesible porque representa una ventaja, sino un deber que que se justifica bajo el pensamiento de garantizarle igualdad de oportunidades de uso a las personas. Es por este enfoque, que hoy estamos en un proceso de cambio de paradigma, pasando de un enfoque de diseño centrado en las necesidades del mercado, a un diseño centrado en las necesidades de las personas.

El Co-Diseño

En este contexto, entender las necesidades del usuario es vital para poder diseñar. Habiendo distintas metodologías de diseño, el co-diseño se presenta como una metodología en la que se reconoce la voz del usuario (experto o no) como la de un actor importante para el proceso de diseño. En el caso del usuario final, su aporte puede ser reconocido como la voz de un usuario experto sentir sus propias experiencias, gustos, dolores, o necesidades y comunicarlas. Conociendo de mejor manera las necesidades del usuario, es más probable que se pueda llegar a una mejor solución de Diseño.

Sobre la Comunicación

Como se dijo anteriormente, hemos heredado ambientes, servicios y cosas que vienen desde un Diseño que no está centrado en el usuario. Es por esto que el desafío para los diseñadores, segun este nuevo paradigma, es por un lado reparar u ofrecer soluciones para las falencias de los entornos actuales y, por otro lado, diseñar desde el su origen entornos más accesibles. Cuando se habla de Comunicación para este contexto no se habla en el sentido tradicional de la palabra, sino de cómo un entorno se comunica con la persona, por ejemplo un edificio que no posea acceso para personas en sillas de ruedas no nos sabemos comunicar con la persona en silla de ruedas. Cuando el usuario debe realizar varias tareas con distintos niveles de complejidad para poder recibir un servicio no nos sabemos comunicar con la persona.

La Comunicación y la Discapacidad

La incomunicación persistente entre la persona y su entorno genera la discapacidad. Cuando se habla de discapacidad, estaremos de acuerdo en que se hace referencia a una persona que sea por la causa que sea, tienen una disminución de su rendimiento (físico, psíquico, o sensorial) al punto en que afecta a su vida cotidiana. Pero algo importante a notar es que esta disminución o incapacidad es solo relativa al grueso de la población, y de como las personas con discapacidad se comunican con su entorno respecto de las personas capacitadas. Por ejemplo una persona que tiene problemas de visión tendrá dificultades de comunicación con su entorno, pero una vez es asistida por tecnología (lentes, operación a la vista), la dificultad de comunicación habrá desaparecido. Si esta persona no recibiera la asistencia de la tecnología, podria ser considerada una persona discapacitada.

La Accesibilidad para la Comunicación

Es por esto que diseñar entornos más accesibles es el primer paso para reducir la discapacidad, reducirla en el sentido de que un entorno que se comunica mejor, es capaz de comunicar con más personas, es garantizar la igualdad de oportunidades de uso para las personas, sin segregarlas, sino incluyendolas. Hace un entorno más accesible, no solo mejora la calidad de vida de las personas que sufren una discapacidad, sino que mejora en consecuencia la calidad de vida del resto de las personas.

¿Cuando un Entorno no es accesible?

Modelo de comunicación

Modelo de Comunicación Entorno-Usuario-Diseñador

Comunicación Entorno-Persona

Hace referencia a si el entorno está diseñado acorde a las capacidades físicas, sensoriales y cognitivas de la persona.

Comunicación Persona-Diseñador

¿Cómo es la comunicación entre la el usuario y el diseñador? Debe existir un espacio neutral en donde ambas partes puedan expresar sus ideas con horizontalidad. En el caso de que el usuario sufra alguna discapacidad cognitiva, el diseñador debe diseñar el medio de comunicación para facilitar la labor del co-diseño

Comunicación Diseñador-Entorno

Hace referencia cómo se aterriza una idea, tomando en cuenta que hay restricciones en la práctica que tienen que ver con presupuestos, intereses de las distintas partes involucradas, limitantes de la tecnología, y el mismo desempeño del diseñador. Cabe preguntarse hasta qué punto el entorno ideal se condice con el entorno real.

Las Inherentes Dificultades en la comunicación (y por ende en los procesos de diseño)

Existen distintas barreras de comunicación que tienen que ver por una parte con las capacidades de los individuos, pero tambien, por otro lado con el contexto emocional, social, cultural y económico de las personas. Lo que hace que sea imposible llegar a una "comunicación total" entre los tres actores. Es por esto que este modelo se presenta como un proceso iterativo en que se va prograsando a medida que se acortan las distancias comunicativas entre los tres actores Diseñador-Usuario-Entorno.

¿Qué pasa con las Personas con Discapacidad Intelectual?

En el día a día, al tratar con diferentes personas tendemos a dar por sentada la comunicación, o más especificamente, tendemos a dar por sentada la capacidad de nuestro interlocutor (y de nosotros mismos) para poder expresar una idea. En el contexto del co-diseño, diseñar para personas incluso con discapacidad física o sensorial, representa desafíos orientados mayormente hacia el diseño ya que, dadas ciertas condiciones mínimas, no debiera haber mayores impedimentos para la comunicación entre el diseñador y el usuario, para así establecer cuáles serán las necesidades más relevantes a satisfacer. Cumplir con estas condiciones minimas es lo que se llama construir el espacio neutral (citar) entre el diseñador y el usuario. Por otro lado, cuando hablamos de Diseñar para personas con discapacidad cognitiva, nos enfrentamos a un desafío distinto, ya que como diseñadores debemos descubrir las necesidades de una persona que en algunos casos, no tiene la capacidad de expresar sus ideas.

El Espacio Neutral

Es en este contexto que la creación del espacio neutral cobra una vital importancia cuando hablamos de co-diseñar con personas con discapacidad cognitiva. Esto significa, establecer crear un espacio donde la persona se sienta en confianza, donde se le entreguen los medios para expresarse. Un caso interesante dónde se ilustra este proceso es el caso de estudio presentado por Katie Gaudion, Ashley Hall, Jeremy Myerson & Liz Pellicano (2015) titulado: "A designer's approach: how can autistic adults with learning disabilities be involved in the design process?" en donde los diseñadores crean las herramientas para que adultos con Trastorno del Espectro Autista (TEA) puedan expresarse, herramientas que son no verbales, que van desde lo pictográfico (simbolos, imágenes, fotografías) hasta lo sensorial (sonidos, texturas, etc). El espacio neutral, fue construido en base a una serie de actividades lúdicas, a traves de las cuales los diseñadores pudieron descubrir, gracias a la participacion de los usuarios finales, cuáles eran sus gustos, temores y preferencias en general. Posteriormente en una segunda instancia, se rediseña en colaboración con los tutores los espacios hogareños, los cuales respondieron mejor a las necesidades de los usuarios y por ende, aumentaron su calidad de vida

Sobre la Participación de las Personas con DI en el Proceso de Diseño

Dado que la DI se presenta en distintas formas y rangos, no hay una respuesta absoluta sobre cómo puede una persona con DI participar en el proceso de diseño. La ocasión de participar será relativa a sus capacidades y hay que usar el criterio y la empatía. En el caso anterior, los usuarios son adultos diagnosticados con TEA, la naturaleza de este trastorno les dificulta a los usuarios por ejemplo participar en actividades de pensamiento creativo, pero no les impide por ejemplo expresar cuando algo les gusta o no les gusta. Es por esto que en el caso los usuarios finales tuvieron una fuerte participación en el proceso de apertura, al principio de la etapa de diseño donde se exploran las diversas opciones. Sin embargo, cuando llegó el momento de definir y concretar una solución de diseño, esta actividad se realizó solamente entre el diseñador y el tutor del usuario, en base a toda la información proporcionada por los usuarios en la primera etapa.

Pensamientos Finales

Bibliografía

  1. A designer’s approach: how can autistic adults with learning disabilities be involved in the design process? (Autor Katie Gaudiona, Ashley Hallb, Jeremy Myersona, Liz Pellicanoc, Año 2.015)
  2. Building Applications that Matter: Co-designing with Adolescents with Autism Spectrum Disorder (Autor Randy Zhu, Dianna Hardy, Trina Myers, Año 2.018)
  3. Co-design: A central approach to the inclusion of people with disabilities (Autor Martha Patricia Sarmiento-Pelayo, Año 2.015)
  4. Co-designing for mental health: creative methods to engage young people experiencing psychosis (Autor Ivana Nakarada-Kordic, Nick Hayesa, Stephen D. Reay, Carla Corbetc, Amy Chan, Año 2.017)
  5. Codesign for People with Aphasia Through Tangible Design Languages (Autor Wilson S., Roper A., Marshall J., Galliers J. R., Devane N., Booth T., Woolf C., Año 2.015)
  6. Design after design to bridge between people living with cognitive or sensory impairments, their friends and proxies (Autor Margot Breretona, Laurianne Sitbona, Muhammad Haziq Lim Abdullaha, Mark Vanderberga, Año 2.014)
  7. Design participation tactics: the challenges and new roles for designers in the co-design process (Autor Yanki Lee, Año 2.008)
  8. Maximizing Usability: The Principles of Universal Design (Autor Molly Follette Story M.S., Año 1.998)
  9. Personalised participation: an approach to involve people with dementia and their families in a participatory design project (Autor Rita Maldonado Branco, Joana Quental Óscar Ribeiro, Año 2.017)
  10. The use of Proxies: Lessons of Social Co-design for Inclusive Design for People with Cognitive Disabilities (Autor Richard Herriott, Año 2.015)

</includeonly>


Referencias

Los avances en este proyecto se basan en diversos artículos. A continuación se citan los artículos junto con una ficha resumen de cada uno.

  • A designer’s approach: how can autistic adults with learning disabilities be involved in the design process?