PALAZZO BARBERINI

De Casiopea

ANTECEDENTES GENERALES


UBICACIÓN: El Palacio Barberini está situado en la calle de las Cuatro Fuentes, cerca de la Fontana de Trevi.Este palacio alberga la Galería Nacional de arte antiguo.


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma


EMPLAZAMIENTO: Roma, Italia.

ARQUITECTOS: C.Maderno F.Borromini y G.Bernini

AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 1625-1633



Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma


ANTECEDENTES HISTORICOS


En 1624, Maderno recibió el encargo del Palazzo Barberini en Roma, por orden de la familia Barberini, específicamente por Taddeo Barberini, sobrino de Urbano VIII. Maderno se propuso primeramente construir un gran bloque cuadrado con un cortile con arquerías, responsable del trazado del palacio también fue responsable de sus alas laterales y del disponer sus fachadas, cuando Maderno murió se hizo cargo Bernini (1629-1632) quien reordenó la fachada principal, la escalera de honor, y levantó en el flanco derecho del jardín, el escenográfico capricho del poder reinante. Borromini asiste a ambos (1628-1632) se le atribuyen las ventanas laterales altas de la loggia principal y la escalera oval









FORMA


La planta se compone de un cuerpo central, profundamente abierto al exterior (realizado más tarde por Bernini), y dos alas que avanzan a ambos lados. El cuerpo central realizado por Bernini consta de un solemne pórtico con molduras dóricas sobre el que se alzan dos loggíe, la primera con pilastras jónicas, y la segunda corintias. Los arcos de este último piso producen un efecto óptico de perspectiva en profundidad gracias a estar construidos por dos arcos concéntricos, alzados sobre las dos bases de un trapecio simétrico, y unidos por planos inclinados respecto al de la fachada y por un tronco de cono.




PARTICIPACIÓN DE BERNINI EN LA OBRA


Bernini abre el bloque del palacio y lo desarrolla en tres cuerpos octogonales, situando la fachada al final de una perspectiva, como un fondo airoso que “engrana” el espacio anterior con las estructuras saledizas y después lo acoge en los grandes espacios vacíos del pórtico y de las logias y lo “respira” con los amplios huecos de las ventanas del último piso. Bernini juega al intercambio de tipologías: es palacio y villa, del mismo modo que la fachada es fachada y pared de patio, divisoria entre patio y jardín, escenario de fiestas y de representaciones teatrales.


La idea de fundir el espacio natural y el espacio urbano (también la naturaleza es historia, es la naturaleza de los clásicos) es fundamental en la poética berniana: en cuantas ocasiones puede, lleva el agua al corazón de la ciudad. Las fuentes se convierten en un elemento esencial del ornato urbano.(la fuente de esos ríos en Piazza Navona; la del tritón en Piazza Barberini).



DECURSO DEL PROYECTO


Mientras se proyectaba el bloque cuadrado de Maderno se suprimió el cortile (patio), dándosele al palacio la forma de H. Esa planta era totalmente revolucionaria para un palacio de Roma, y el primer proyecto demuestra que Maderno, originariamente se propuso construir un Palacio Urbano.


Error al crear miniatura: Falta archivo
Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma



Sin embargo, el lugar de la edificación estaba entre jardines en la periferia de la ciudad propiamente dicha, y debió de surgir la idea de cambiar el palacio a una monumental villa suburbana. Ya se había construido diversos tipos de villa suburbana, pero un tipo particularmente fecundo lo realizó, Perucci en su deliciosa Villa Farnesina, junto al Tiber.(1509-1510). La fachada de entrada de la Farnessina tiene una cour d`honneur y una loggia abierta, mientras que la fachada que da al jardín es una simple pared lisa con una puerta en el centro. La resultante planta en forma de herradura llegaría a ser el esquema fundamental de las villas, y grandes residencias del barroco tardío.



En el Palazzo Barberini se desarrollarlo aún más ese tema. El PÓRTICO de entrada tiene tres entrepaños en profundidad, cuya anchura se va reduciendo para crear fuerte concentración a lo largo del eje principal. En la fachada esa concentración se expresa con resalto de siete entrepaños consistentes en tres plantas de arquerías superpuestas. El pórtico conduce a una sala terrena elíptica que se abre hacia una larga escalinata que conduce al jardín. Como el jardín está a nivel superior respecto al patio de entrada, también está unido a otra sala elíptica de la primera planta mediante un puente. Entre esa SALA ELÍPTICA y la fachada principal se halla el gran salón de doble altura, simétricamente situado en el eje principal.




PLANTA


La PLANTA del Palazzo Barberini no solo tiene el primer autentico movimiento en profundidad del barroco, sino fuerte tendencia de sistematización y de organización más práctica. Especialmente, tiene una interpretación más dinámica del movimiento a lo largo del eje longitudinal que los palacios franceses del Siglo XVII. La planta del segundo piso contiene 13 salas dedicadas a pintores italianos. La entrada al ala izquierda del palacio nos conduce hasta una gigantesca escalinata cuadrada de Bernini. La de Borromini, mucho más pequeña y ovalada, se alza a pocos metros de la entrada que conduce al ala derecha. No volvió a repetirse el motivo del pórtico profundo y contraído aunque la planta en general habría de tener importancia en el desarrollo del palacio barroco fuera de Italia. Pero en Italia, el Palazzo Barberini seguía siendo una obra singular que representaba una síntesis de tipos que no correspondía a las tradiciones arquitectónicas del país. Maderno, Bernini, Borromini y Piero da Cortona contribuyeron a que el Palazzo Barberini fuese una manifestación única del arte barroco; el último de ellos con su magnífico techo del Gran Salone que decoró con un enorme fresco. Bernini incluyó en el palacio una escalera abierta de cuatro tramos que anticipa las grandes escaleras de los palacios del barroco tardío. El Palazzo Barberini demuestra como un fuerte eje longitudinal es el medio fundamental introducido por la arquitectura barroca para organizar la planta de un edificio y su relación con el ambiente urbano .


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma




SITUACIÒN ACTUAL



Es una de las dos sedes de la Galleria Nazionale d'Arte Antica (Galería Nacional de Arte Antiguo) y el Istituto Italiano di Numismatica.; la otra es el Palacio Corsini, en el barrio de Trastévere. El palacio familiar fue adquirido por el Estado después de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente las colecciones pictóricas se concentran en unas pocas salas, a la espera de que concluyan las largas obras de rehabilitación


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma


El edificio es la sede de la Galería que comprende una colección de pintura de los siglos XIII a XVIII. Entre las obras destacan Historias de Cristo de Giovanni da Rímini, Virgen con el Niño de Maestro del Palacio Venecia, Virgen con el Niño y Anunciaciónde Filippo Lippi, La Magdalena de Piero di Cosimo, La fornarina de Rafael, , y muchas otras obras de Lotto, Bartolommeo Veneto,Tintoretto, el Greco, Caravaggio (Judith decapitando a Holofernes). Los Palacios de Bernini muestran fuertes deseos de sistematización espacial y de integración plástica horizontal y vertical.


ANÁLISIS


BORROMINI Método de tratamiento del espacio


Esencialmente su método se funda en los principios de continuidad, interdependencia y variación. Por tanto sus espacios tiene el carácter de un campo dinámico determinado por la interacción de fuerzas exteriores e interiores, y la pared es la zona crítica donde se encuentran esas fuerzas, las que tienen implicaciones psiclógicas. Borromini hizo del espacio el elemento constitutivo concreto del proyecto arquitectónico, mientras el espacio de Bernini es el escenario de un acontecimiento dramatico expresado con la escultura.

EL PALAZZO.

La Forma según el clima. En Italia el palazzo en forma de BLOQUE tiene una tradición que se remonta a la antigüedad y se adapta a las condiciones climáticas no dejando pasar el sol. Así el palazzo sobrevivió durante la época barroca. En el norte la tradición era distinta, el clima mas riguroso requería de viviendas más cómodas, donde el sol entrara directamente. En vez de bloques cerrados, hallamos un conjunto de alas y pabellones extendidos.


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma


El palazzo italiano


Era un bloque cerrado en torno a un patio (cortile), punto focal del organismo centrípeto. La distribución de los espacios secundarios muestra cierta diferenciación de acuerdo con sus funciones prácticas y los espacios urbanos circundantes. De ahí que suelan tener una entrada principal, que permite control eficiente y fácil orientación, y una escalera principal situada a la derecha o a la izquierda de la entrada al cortile. La puerta de servicio suele estar a espaldas del edificio y en relación con cuadras y cocheras. La planta baja se destinaban a servicios (e incluso tiendas abiertas a la calle), mientras que las habitacioes principales se ubicaban en la primera planta o piano nobile. Las habitaciones se unen sin mucha diferencia en forma y tamaño aunque suele haber un salón. El prototipo en Francia es Versalles y en Italia el realizado por Bernini: PALACIO BARBERINI en Roma este palacio es obra junto a Bernini de Maderno q fue el q lo diseño, y Borromini.


Palacio renacentista-barroco


El palazzo renacentista estaba concebido como un bloque macizo cerrado y austero con un pequeño palacio central, en cambio en el barroco el l palacio es abierto hacia la ciudad, está en relación con el pueblo, elemento dominante. Se mantiene el patio, en este caso se abre, es de gran tamaño y permite al palacio relacionarse con las plazas de la ciudad, el patio es delantero en forma de U, como un pórtico profundo y abierto formando una fachada – galería más diáfana que parece sacar al exterior lo que hasta entonces había pertenecido a la privacidad del patio. Se adopta para el palacio urbano la tipología que el renacimiento había utilizado como modelo de villa suburbana, pero se adquiere un rasgo de gran novedad al considerar, a la ciudad como una nueva naturaleza y como el lugar más apto para la inserción armónica y urbanística de los nuevos objetos arquitectónicos, que ya no se conciben como episodios aislados dentro de la trama urbana si no como configuradores del propio concepto de ciudad. Así, el palacio Barberini es innovador al inaugurar la relación arquitectura-ciudad. De esta manera se abandona la idea del palacio cerrado y replegado sobre si mismo, propia del renacimiento, y se confiere un valor urbanístico al edificio,


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma



A partir de esto podemos comparar ambos palacios, y establecer relaciones con los conjuntos estudiados en el taller. Se destaca como elemento unificador el Eje Longitudinal, el cual logra relacionar la planta y el ambiente urbano. Tenemos entonces una relación de Palacio-Villa Urbana. La fachada es fachada y pared de patio, divisoria entre patio y jardín, escenario de fiestas y representaciones teatrales. De acuerdo a esto, podemos reconocer el eje longitudinal en el conventillo, el cual se presenta a modo de eje unificador, mas no con la dimensión de ciudad si no con lo concéntrico de interior. Entonces damos cuenta de la esencia de lo colectivo y el tema de barrio se remonta a los años del barroco, donde surge este pensamiento por el bienestar colectivo; un sentido de permeabilidad, que queda demostrado por ejemplo en la relación galería y luz, utilizada en los palacios barrocos, que saca al exterior lo que hasta entonces quedado en la privacidad del patio.


Palacio Barberini, Obra de Encuentro de Bernini con Borromini, Roma


Comprendemos entonces que esta transición del renacimiento al barroco nos habla de una suerte de integración de la sociedad. La distancia reinado – poblado se minimiza y se busca formar parte de la vida urbana cotidiana de ciudad. Si relacionamos lo dicho, con una cita de un escritor austriaco, comprendemos el porqué,”…ahora, en el barroco, nace el término de capital, esta ya no tiene dueño, no es de nadie sino es de todos y para todos…”. Entonces ya no sólo tenemos una intención de cercanía por parte de la corona (conformación de palacio), sino que en el contexto social se dimensiona un cambio en el trato del pueblo. La corona ya no se ensimisma en palacio, se vierte a la realidad pueblo, pues este es el destinatario, el usuario de las zonas públicas de palacio, el que articula dicha dimensión pública de habitar integrado.