Modelo de Diseño: El Diseño como Voluntad de Interacción

De Casiopea


TítuloEl diseño como voluntad de interacción
Tipo de ProyectoProyecto de Titulación
Palabras Clavemodelos visuales, seminario
Período2013-2013
AsignaturaTaller de Diseño Gráfico Titulación 1
Del CursoSeminario de Diseño Gráfico 2013
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Paulina Buvinic
ProfesorSylvia Arriagada, José Balcells, Michèle Wilkomirsky, Herbert Spencer, Macarena Álamos R, Jaime Pérez Moena, Karen Carrera
PDFArchivo:Modelo Visual. Interacción.pdf
Error al crear miniatura: Falta archivo


A través del modelo del proceso de diseño se busca representar la relación directa que debe tener el diseñador con el entorno en que se está trabajando. Debido a esto, aquella realidad a la cual toda obra acontece, será ubicada en el eje central del proceso. Aquel núcleo que contempla todas la decisiones, el cual estará conformado no solo por un escenario en un tiempo determinado, sino que la relación más estrecha ocurrirá con las personas o individuos. Esto último nuevamente hace renombre a que el diseño se basa en una intención, la voluntad de generar relación a través de una interacción, diseñando para un otro. Por ende, el proceso nace de un terreno acotado, el cual posee rasgos particulares que lo conforman, que deberá ser comprendido.


Tomando las palabras de Alberto Cruz, la observación “es una formulación escueta, precisa y taxativa. No puede ser nunca algo indeciso, vacilante, que enunciara opiniones o pareceres. Es que la observación es un acto. Un acto creativo. Que es el primero de concepción y realización de la obra”. Se considerará toda aquella acción o método el cual ayuda a la construcción de una imagen que presente la realidad. Debido a esto, el primer paso para la observación será la presencia y contemplación del diseñador ante una situación o territorio, ya que los momentos son recogidos en un presente debido a una detención, desde donde es posible el contemplar la realidad. Aún así, la observación no solo puede ser efectuada a través de salidas en base a croquis y anotaciones, sino que podrá adquirir rasgos más teóricos. Este es el caso en donde es considerado una etapa de investigación, la cual podrá ser netamente teórica o participativa. La investigación deberá ser capaz de recoger las experiencias y comportamientos previos. De acuerdo a Liz Sanders, con el fin de visualizar el futuro se debe entender nuestro pasado primero, de esta forma, los sueños e ideales se tienen más presentes.


Se entenderá por génesis como el inicio de un suceso, o la serie de hechos y factores que intervienen en la formación de algo. Por ende, el proceso de interpretación estará basado en la generación de proposiciones, una proyección de los conceptos. Para ello, se trabaja en base a una traducción de los contenidos. El campo de la interpretación trabajará directamente con la creatividad propia de los diseñadores, siendo el inicio para poder adquirir posturas más personales a la hora de expresarse. Así, la génesis dará cabida a una idea la cual surge de una lectura y visión proveniente de lo levantado por la observación.


Una vez que la idea nace solo queda darle forma, por ende, caerá en el proceso de implementación. Cabe destacar que no es utilizada la palabra obra dentro del modelo de diseño, a pesar de que ha sido nombrada anteriormente con el simple hecho de facilitar la expresión. Esto se debe principalmente a que no se busca encasillar al diseño dentro de la categoría de creación de un objeto final, sino que va más allá de ese concepto. A través del campo de la observación y la interpretación, el diseño debe poseer fines aún mayores. Tomando como referencia las palabras de Tim Brown, se debe renunciar a la idea de diseñar objetos y pensar en diseñar comportamientos, los comportamientos son acerca de las interrelaciones entre las personas y los objetos que existen en el mundo que nos rodea”. En base a esto, se sitúan los círculos que revelan los diferentes campos de diseño al costado del proceso de síntesis, ya que es a través de la forma donde los diseños adquieren diferentes características en base al medio en que son presentados, considerando posibles soportes distintos. Así, se entenderá por síntesis a la composición de un todo por la reunión de sus partes, y dicha composición tendrá lugar en una forma determinada dependiendo de lo que sea necesario para generar una interacción con las personas.


Finalmente, cabe destacar que dentro de la implementación es considerada una etapa de validación, con la cual se completa el ciclo del proceso de diseño. El diseño deberá ser coherente con su medio, es decir, deberá poseer una correcta articulación con la realidad que es aplicado. Así, se llega nuevamente a la observación, en donde se puede contemplar la manera en que se produce la interacción con aquello diseñado.